Hace frío aca arriba; desde esta azotea es otro el Santiago del centro, uno más pobre, menos glamoroso, sin sus semáforos plateados espaciales y sus vitrinas chillonas. Es un Santiago hecho de techumbres oxidadas, máquinas de lavar ventanas, y cientos de pequeños dedos chicos tirando un humo leve. Y viento, mucho viento. Y algunas cúpulas buscando a Dios.

Después de un rato de mirar alrededor, instintivamente empiezo a buscar el suelo. Lo encuentro perdido allá abajo entre dos edificios, debajo de las hormigas.

El suelo sube al mirarlo, está ahí tan cerca como un peldaño alto. El espacio que nos separa es ínfimo; la caída, de pie o con las manos, perfecta. El reto, insostenible.

Una mitad de mí se acerca a la orilla aún más, y se da vuelta para reirse en mi cara, mira el techo del edificio de enfrente, 10 pisos más bajo y con un ancho paseo peatonal de por medio, retrocede unos pasos, corre a toda velocidad y salta.

Esa mitad de mí, que también soy yo mismo, disfruta por un momento de la excitación, de la incertidumbre, saltó con todas sus fuerzas y cree lograrlo. Al cabo de unos segundos de caída comienza la desesperación, el qué estoy haciendo; ya no caigo derecho sino de lado, con los pies hacia arriba; no puedo ni siquiera voltearme a ver el suelo, sino sólo diviso la azotea cada vez más lejos. Me oigo gritar un breve instante, luego, nada.

Sobresaltado doy un paso atrás y me sujeto de una saliente en la pared, como loco camino paso a paso hacia la escalera; el viento es más fuerte porque viene cargado de pena, de planitud, de abulia, de promesas de algo distinto. Son tantas las ganas de tirarme que me vuelvo a acercar a la baranda.

"Libertad" ... "Qué fin tan absurdo" ... "Qué vida tan absurda". Me cuesta un montón rearmarme, volver a la escalera y bajar. Me cuesta más porque tengo pena y envidia. Tal vez esa mitad de mí que se atrevió es en su propio universo, más feliz.

Cierto amigo invitó a una niña tierna y adorable al cine, creándose muchas expectativas al respecto. La invitación incluía la ida al cine y luego "por ahí a tomar algo".

A la salida del cine, ella le dijo "bueno, yo no tomo", así que nuestro anónimo héroe la invitó a tomarse un helado.

Estando en la gelatería, comenzó la típica ronda de preguntas entre personas que se están conociendo. Él le dijo que militaba en el Partido Comunista y era un activista político. Ella le dijo que tenía un grupo de teatro con unas amigas llamado "Manatí".

  • ¿Y por qué?
  • Porque son unos animalitos chiquititos y tiernos, así como yo - le dijo ella entornando los ojos.

Estimado lector. Los manatíes son criaturas amigables y vegetarianas. Marítimas. Parientes cercanos de los elefantes marinos. Miden más de cinco metros y pesarán sus 500 kilos. No son exactamente "chiquititos y tiernos".

Los otros manatíes, como nuestra amiga, son otra cosa. Una mala cosa. Una plaga. Propongo iniciar una campaña promoviendo su extinción:

  • Cierre de todas las tiendas de regalo tipo "Village" o "Hallmark"
  • Requisación de las muñecas "Barbie" y que el estado regale "Marbies" a la salida de los colegios. Debemos atacar las etapas tempranas de formación de los Manatíes
  • Las esquelas rosadas se cambiarán en las librerías por papel murillo
  • Requisito leer, escribir y hablar bien para trabajar en televisión
  • Requisación y quema en las calles de todos los osos de peluche
  • Prohibición de circular de las agendas Garfield, agenda Rock, agenda Pascualina
  • Censura permanente e irrevocable de Sailor Moon
  • Ejecución pública por fusilamiento para el grupo Maná y Luis Miguel
  • Ejecución pública por descuartizamiento para los New Kids on the Block y A-Teens
  • Ejecución pública por baño en aceite hirviendo con ají para los Back Street Boys, Hanson y Five

Imagina la siguiente situación; estás en un carrete, te pones a conversar con alguien y te hacen la clásica pregunta: "¿y tú, que estudiái?". Hemos hecho una exhaustiva encuesta, tabulado los resultados y aquí les presentamos las respuestas y reacciones más clásicas (te invito a contrastar esta encuesta con tu propia realidad, incluso a experimentar con distintas profesiones para que veas lo poco creativo que es el interlocutor promedio):

Si tú les contestas ... Ellos te dicen ...
Ingeniería en Computación ¡Ah! Sabís que tengo mi PC con Windows está medio malo porque se me echó a perder el alargador y le dió un golpe de corriente y desde entonces que el Word no funciona pero todo lo demás sí y me sale una pantalla azul ...
Administración de Redes ¿Eso tiene algo que ver con pesca?
Ingeniería Comercial

1) ¡Ah! Pura plata eso ...

2) ¡Ah! Tu estudiaí comercial, porque eso no es ingeniería, tú sabes ...

Ingeniería Ambiental
¿Onda Green Peace cierto? ¿Y cuidan los arbolitos y eso?
Educación de Párvulos ¡Que tieeeerna! Oye, igual tenís que tener paciencia, y dime: ¿te gustan mucho los niños?
Pedagogía ¡ Se necesita taaaaaaanta vocación para eeeeesooooo ! Me acuerdo de una profe que tenía en el colegio que una vez la hicimos llorar porque ...
Teatro ¡Oye a mí me gusta caleta el teatro! y me encanta cómo actúa la ... ¿cómo es qué se llama?... esta que hace de mala en (cualquier teleserie que estén dando) ...
Arquitectura
1) ¿Y dibujai bonito?

2) Me tenís que hacer una casa entonces, pero gratis, ¿ya?
Diseñador gráfico
1. Ahh!, para eso hay que saber dibujar bien.
2. Ahh!, ¿y te dedicai a la publicidad cierto? Me tenís que hacer un logo pa' una empresa que tengo (30 minutos de explicaciones)... ¡pero que sea bonito!
Ingeniería Electrónica
¡Oye sabís que tengo la tele mala ...!


Agronomía
1) ¿Y cómo está la maniwi? (el que sabe, sabe)

2) Miran para todos lados hasta encontrar una planta o te la traen y te preguntan "¿y cómo se llama esta planta?". ¡Y si no sabís te miran como si hubieras perdido el tiempo estudiando!
Medicina

Sabís que yo tengo una tía que ha ido a todos estos doctores y ninguno le puede decir que tiene y le dieron unas pastillas creo que se llamaban doxaleritunahyperpowermicina ¿tu sabís pa' qué son ? ...

Medicina (obstetricia)
¿Matrona?
Matrona
¿O sea erís obstetra, doctora? (Despues de explicarles que no es lo mismo). ¡Ah! que lindo, te gusta sacar guaguas ... ¿y no te dan nervio los partos? ¿Y si sigues estudiando serás ginecóloga?
Trabajo Social

1) Ah, que lindo eso, es como ..(pausa)... ¿Asistente Social?

2) Ah, que lindo eso, es como ..(larga pausa).. ¿Visitadora?

(Si eres hombre) 3) ¿Pero eso no es una carrera de minas? ¡Te querís puro comer a las minas!

Derecho

1) Sabís que a mí papá le tienen puesta una demanda por (una hora de explicación) ...

2) Eso necesita mucha memooooria, tanta cosa que se tienen que aprender si hay tantas leeeeyes

3) (Especialmente la gente mayor) Derecho pa' donde ... ¿pa' la casa?

Odontología

Mira, justo me tienen que poner una tapadura aquí ... (y abren su boca lo más grande posible sin importar lo que haya dentro de ella en ese momento)

Bibliotecología ¿QUÉ?
Sociología Eso es como ... ¿sicólogo? ... ¿o ná que ver?
Historia
1) ¡Ah! sabís que mi abuelo (o bisabuelo, o algún familiar) estuvo en la guerra de ...

2) ¿Y eso es una carrera? ¿Y qué hacen?
Enfermería

1) Si estan flirteando : ¡Uy me duele el corazón! necesito una enfermera

2.) ¿Y por qué no medicina?

3) ¡Uy que sacrificado eso de los turnos!, tienes que tener vocación

No ... yo TRABAJO

¡Ah, que buena! ... ¿en qué? - Vendo celulares - Oye, yo tengo un plan de 200 minutos, ¿ me conviene cambiarme al de 150 o al de 250 ? ...

Nada ...(larga pausa)...Ah....(larga pausa)...¿tú eres amigo mucho tiempo del cumpleañero?
Prevención de Riesgos
"¡Ah!, ponte el casco y weás ... wena poh SEGURITO*"

(*) Segurito es la mascota de la Asociación Chilena de Prevención de Riesgos
Filosofía ¿Tú quieres decir así como PROFESOR de Filosofía ? (ídem con Matemática, Física, Química, Biología, etc.)
Sicología 1) (con tono analítico) ¡Ah!, yo cacho que a tí te gusta escuchar a las personas...

2) (expresión de pánico en sus ojos)
Arte
¡Ah! ¿Te gusta pintar entonces?


Agradecimientos a Claudia y a varios lectores que han ido contribuyendo ideas a esta página.

¿Y para qué? me he preguntado, por todo. Para qué el tiempo, para qué el esfuerzo. Para qué todo. Las sonrisas fingidas, las mañanas rápidas, las tardes abúlicas. Las noches largas. Los sueños compartidos. Las sábanas empapadas, sucias.

Insulzo cielo azul. Insulzos besos. Pop-corn, cine, teatro. Música, regalos. Regalos de cumple mes ... ¡¿y ahora que mierda le regalo?! Tiempo perdido, amigos lejanos, encuentros fugaces que no concluyen, un aborto de flirteo, una mirada que queda en nada, en una mirada gacha, mirando el vaso, mirándola a ella. Otra vez. Otra vez.

Para qué un te quiero, para qué un te amo. Para qué el tiempo, para qué el esfuerzo. Para qué todo. Todos mis amigos solteros, carreteando, yo feliz, una sonrisa en los labios, a veces. Ahora todos los imbéciles pololeando, sus mujeres calladas en las fiestas, en las reuniones, un adorno, alguien que te mira sonriéndo por costumbre. Ahora yo el imbécil solo (mi perro no me ladra, nunca lo hizo el muy imbécil tampoco), los miro, me siento mal, me da vergüenza tenerle celos a mis amigos. Ojalá la pasen bien, los muy huevones, mientras le dure.

Me decido a ser feliz. Me reviento carreteando. La resaca me molesta, me miro al espejo. Espero no volver a verla. Linda mi felicidad. Imbécil.

Miro mi carta a las parejas jóvenes. Que chucha hago con ella ahora, que chucha hago con todos los consejos, siutiquerías bellas, buenos deseos, etc. que chucha hago si como pareja soy un fracaso. Me repongo. Me recompongo. Antidepresivos. Somníferos. Estimulantes. Tabaco. Okey, algo tengo que hacer con ellos. Antidepresivos. Estimulantes. Tabaco. No está mal escribir la carta. Más antidepresivos. Más tabaco. La publico, y punto y que tanto, si a fin de cuentas no se trata de dar consejos, sino de contar mi rollo. Más tabaco. Esta linda la huevá, después de todo.

Sigo dolido. Espero. Duermo. Duele. Fantaseo con el regreso. Fantaseo con eso. Me lo imagino. Tampoco me gusta, lo peor es que tampoco me gusta. Ni sueños bonitos tengo. Que mierda me queda sino el odio. Y el tiempo. Y regalitos. Cartitas. Al horno con ellas. Cenizas. ¿Y ahora? El recuerdo. Más tabaco. ¿Cómo se hace para borrar un recuerdo?

Pero, amigos, he tenido una gran experiencia, he aprendido algo de la vida, he tenido tardes incansables, conversaciones profundas, regalos importantes, salidas únicas, atardeceres románticos, noches tumultuosas, amaneceres brillantes, ocasiones increíbles, reflexiones prolongadas.

¿Y para qué? ... ¿Y para qué? ....

Todo esto parte de lo siguiente: los micreros están vueltos locos con tanto asalto, y demandan mayor protección ... y a mí ... ¿quién me protege de ellos? y quién me defiende de:

  • Los cantores de micros que tocan rancheras en mi oreja mientras escucho la Radioactiva en el personal.
  • Las viejas c. que me hacen esperar en el banco pa´ decirme que esa fila no era.
  • Las minas que me hacen un desprecio gratuito y una mirada de desdén cuando no estoy ni ahí con ellas y ni siquiera las estaba mirando con lujuria.
  • Los sacos de huea que se dan la paja de disminuir la velocidad y sacar la cabeza del auto pa' gritarme "ridículo!" que se han creído los muy imbéciles, yo no les he hecho nada malo.
  • La peluquera que me dice - mijito, se va a echar a perder el pelo con tanta tintura, mire, échese un yoghurt de frutilla con una clara de huevo y déjeselo pr 30 minutos. ¡métase su yoghurt de frutilla por la raja!
  • Los imbéciles que se ponen de acuerdo para que entre 1300 y 1500 horas si estoy con ganas de tirarme en la cama a ver tele tiene que ser una teleserie, del país que sea, pero llorona, insulza, rosa, torpe, intelectualmente nula y artísticamente una mierda.
  • Los políticos rasca, botarates, mal hablados, mentirosos, corruptos y chanta

Y por último quién me defiende de mi mismo, tan reclamón y odioso.

Pages

Subscribe to ChaTo (Carlos Castillo) RSS